Las dichosas puertas verdes

Las palabras se hacen eco en esta pequeña sala que está antes de las dichosas puertas verdes. Otros padres y otro niño; pero nosotros y tú, al fin y al cabo.

La última vez que estuviste aquí, escribí un texto... sigue siendo todo verdad. Estos padres piden mejoría, fechas, porcentajes, opinión... Lo mismo que todos nosotros cuando estamos en esta situación.

Odio esas puertas verdes, odio esta salita, odio los dibujos de estas paredes... Porque aun pareciendo que las cosas no están tan mal puede haber un momento en que todo se pone patas arriba, en que agarras nuestros miedos más oscuros y los traes a flote, en que nos haces pensar que dentro de un rato puedes no estar...

También te sigo diciendo lo mismo: enséñame a tener fé, enséñame a luchar, enséñame a ser tan fuerte como tú porque eres perfecto amor mío!

Te amo todo, tu mamá.


22 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Creíamos que teníamos una vida desastrosa cuando supimos que Mateo estaba malito con 2 meses, o cuando nos dijeron que necesitaba una sonda para alimentarse, también cuando la única solución era hacer